MODELO PEDAGÓGICO DE LA MISERICORDIA

 

La pedagogía de la Misericordia surge como respuesta a las necesidades más sentidas del proceso enseñanza aprendizaje que busca responder y satisfacer todos y cada uno de los intereses, inquietudes, deficiencias y carencias de los jóvenes y niños del presente.

 

Tiene su origen y fundamento en la misma Pedagogía de Jesús que ante todo es incluyente, cree en la posibilidad de cambio que tiene la otra persona, parte de situaciones concretas, escucha antes de hablar, propone, invita, pero no impone, cuestiona pero respeta la libertad, emplea signos concretos de la vida, habla en parábolas y comparaciones, comunica el mensaje con hechos y actitudes, Jesús consiente de su misión se deja guiar por el Espíritu, a su Padre habla de sus discípulos y luego a los discípulos habla de su Padre. Su amor preferencial es siempre para los del extremo, es decir para los marginados, los rechazados por las estructuras. En una palabra: es la Misericordia que acoge, perdona, purifica, libera y lanza de nuevo a la conquista de su propia realización como personas humanas,  hijos de un Padre misericordioso.

 

Al tomar como modelo la Pedagogía del Maestro, cambian los parámetros con respecto a otros modelos pedagógicos en cuanto a propósitos educativos, contenidos, concepto de desarrollo, metodología, relación maestro aprendiente mediante, recursos didácticos, proceso evaluativo.

 

¿QUÉ ES EL MODELO PEDAGÓGICO DE LA MISERICORDIA?

 

MODELO:
Es un camino que sale al encuentro de la persona. Le muestra un horizonte. Le abre la esperanza. Lo integra y le invita a no detenerse. Brinda seguridad. Genera experiencia de aprendizaje, solución de situaciones y aplicación a nuevas realidades.

 

PEDAGÓGICO:
Genera experiencias de aprendizaje que lleva a las personas a construir comunidad, donde sus miembros aprenden a prender y enseñan para alcanzar mayores desarrollos. 

 

MISERICORDIA:
Es un paradigma evangélico que frente a un mundo familiarizado con la anti misericordia     , insensible al sufrimiento y degradación del ser humano, se socializa, se fraterniza; acercándose, acogiendo, amando porque cree y espera en la persona para reconstruirla – redignificarla – reintegrarla  y juntos construir una nueva sociedad.
El Modelo Pedagógico de la Misericordia es el camino que tiene como pilares: la persona situada, que descubre el sentido de la trascendencia y la lleva a compartirla con una dimensión comunitaria, dentro de un análisis- crítico.

 

 

PILARES DEL MODELO PEDAGÓGICO

 

 

1.  APRENDER A SER PERSONA:
Exige conocerse, valorarse desde la dignidad de hijo de Dios; aceptar la propia historia y superar resilientemente las experiencias dolorosas,  convirtiéndolas  en oportunidades para ser y saberse líder. 

2. APRENDER A CONVIVIR EN COMUNIDAD:

Supone descubrirse como ser social y armonioso, que vive, aprende, se desarrolla, modifica y transforma más eficazmente,  en familia y comunidad.

3. APRENDER A APREHENDER INVESTIGANDO:
Implica interés de investigar y conocer creativamente la verdad, hacia un aprendizaje significativo, con sentido, que  desarrolle el pensamiento y transforme la calidad de vida.

4. APRENDER A EMPRENDER, TRASCENDIENDO:

Presupone liderazgo para asumir conscientemente lo que se es, se sabe y se hace, (síntesis entre vida, fe y cultura) desde la vocación de servicio y proyección humana, ciudadana, evangelizadora y  profesional del líder COLMIS.